Feminismo

Feminismo de Mujeres musulmanas: Contra el Patriarcado, el machismo y por la Igualdad de Géneros:
 
 
 
Llamamos “yihad de género” a la lucha contra las interpretaciones machistas, homófobas o sexistas de los textos sagrados en el ámbito del mundo islámico. A lo largo del siglo XX se desarrolló un amplio movimiento en pro de la superación de las lecturas patriarcales, realizado en su mayor parte por mujeres que reivindican la igualdad de derechos desde su condición de musulmanas. Este movimiento tiene la peculiaridad de haber surgido de forma espontánea y en paralelo en numerosos países de mayoría musulmana. Su origen suele situarse en las primeras décadas del siglo XX en Egipto, cuando una serie de feministas plantearon la mayoría de las cuestiones sobre las que todavía se debate.  

A pesar del camino recorrido, a principios del siglo XXI la cuestión de género sigue siendo uno de los temas pendientes en las sociedades de mayoría musulmana. Casi un nudo gordiano, alrededor del cual se establece una lectura conservadora de la religión que discrimina, coarta las libertades individuales y tiende a perpetuar estructuras de poder jerárquicas, excluyentes de la mayoría de los ciudadanos.

En el presente, existe un amplio debate teórico sobre el “feminismo islámico”, que incluye la discusión sobre lo apropiado o inapropiado del término. El feminismo, como lucha de la liberación de la mujer, no puede ser etiquetado. El calificativo islámico no puede ser definitorio de una clase de feminismo distinto al occidental, sino un modo de contextualizar el problema de la liberación dentro de un ámbito específico. En ningún caso puede ser un calificativo “reductor”, en el sentido de abaratar la reivindicación básica de la igualdad de la mujer, en su sentido más universal.

Al margen de la terminología, lo cierto es que existe un amplio movimiento que, por enfrentarse al las interpretaciones y comportamientos machistas, homófobas o sexistas que dominan en muchos lugares del mundo islámico, puede llamarse propiamente feminista.

La superación del patriarcado

Hay quien da por sentado que el islam oprime a la mujer, y que esto no puede cambiar en absoluto. Desde esta perspectiva, la occidentalización entendida como abandono del islam es el único camino para lograr la liberación de la mujer musulmana. Este discurs es percibido com una forma de imperialismo cultural, hasta el punto de que en el imaginario de muchos musulmanes los términos los términos “colonialismo” y “feminismo” aparecen vinculados. Se trata, en palabras de Mary Nash, de un “feminismo proyectado desde un canon universalista de signo blanco occidental”.

Frente a esta confusión, existe un movimiento de mujeres que reivindica la posibilidad de realizar esta liberación en el marco del islam. Se trata, mayoritariamente, de mujeres que no quieren abandonar sus tradiciones y rechazan el machismo y el sexismo imperante en las sociedades musulmanas.

Este movimiento considera que se ha producido una degradación de la tradición islámica y una tergiversación de los textos sagrados. Postula, asimismo, que el islam genuino contiene importantes elementos de liberación ( com son el sentido igualitario y la ausencia de jerarquías religiosas) y propone la recuperación de estos como marco de emancipación social.

Se ha pasado de hablar de la marginación de la mujer como algo esencial al islam para pasar a denunciar los casos de marginación como tergiversaciones de la tradición. No se consigue liberar a las mujeres atacando al islam en su conjunto, sino atacando a los que sustentan la subordinación de la mujer, destruyendo su discurso desde la raíz y ofreciendo a las mujeres musulmanas los elementos internos para su liberación.

Es necesaria una comprensión nueva del fenómeno islam para valorar el alcance de este movimiento. Se trata de recuperar la dimensión espiritual y el sentido integrado de estar en el mundo, frente a aquellos que pretenden reducir el islam a una ideología (reformismo musulmán, islamismo, islam político). El islam, como cosmovisión que facilita la integración de todas las fuerzas que rigen la existencia, no implica la subordinación de la mujer al hombre. En el cosmos unitario, todas las fuerzas de la naturaleza se hallan integradas, en un constante movimiento en equilibrio. Dentro de esta visión, el equilibrio entre los dos polos de la pareja (las fuerzas masculina y femenina) es determinante. Masculino y femenino no corresponden al hombre y la mujer, sino que constituyen motores internos presentes en cada criatura. Lo femenino está en equilibrio con lo masculino tanto en el hombre como en la mujer. Tratar de acotar lo femenino en la mujer y subordinarlo a lo masculino como esencia exclusiva del hombre es romper el equilibrio interno del hombre y la mujer, la polaridad que está presente en cada una de las criaturas.

El patriarcado rompe con el equilibrio establecido por Al-lâh en la naturaleza, potenciando una sociedad basada en la opresión y en el dominio de unos sectores sobre otros. El machismo es la destrucción del islam como modo de vida orgánico, una ruptura con el propio orden de la creación y una imposición de un orden artificial al que llamamos patriarcado. Tal y como han puesto en evidencia las lecturas de destacadas feministas (Amina Wadud, Asma Barlas) as bases ideológicas del patriarcado están ausentes del Qur’án y de la Sunna. Es necesaria una lectura renovada de los textos sagrados para poner en evidencia las incoherencias de la lectura machista de la tradición. Es necesaria una lectura desde el punto de vista de género, que corrija las deformaciones operadas.

La dicotomía de la mujer musulmana

En relación a los países en los cuales se está produciendo un fuerte crecimiento de la inmigración musulmana, el feminismo islámico puede constituir un elemento efectivo de integración. Se trata de un ataque al fundamentalismo en sus raíces, que refuta la lectura patriarcal y totalitaria de los fundamentalistas en base a los principios del islam.

Frente a este trabajo de crítica interna (deconstrucción del patriarcado en base a los principios del islam), consideramos que la pretensión de superioridad de la cultura occidental no constituye un enemigo efectivo del fundamentalismo, pues este ataque conduce a posturas enconadas. Mientras más agresiva es la postura pro-occidentalizadora y más se apoya en los argumentos de la islamofóbia, más fuerza adquieren los movimientos fundamentalistas, que se presentan como defensores de la religión ante estos ataques “desde fuera”.

Un error habitual en occidente consiste en destacar continuamente en rostro más negativo del islam e ignorar a los musulmanes que le hacen frente. En la lucha contra el fundamentalismo, sea del signo que sea, debemos aunar esfuerzos, más allá de las barreras culturales o religiosas, barreras que los propios fundamentalistas pretenden establecer como algo inamovible. Traspasar estas barreras es la tarea de todos aquellos que quieren una globalización que respete la diversidad, y que no se convierta en el proyecto hegemónico de ningún Estado o parte del mundo sobre otra.

El feminismo islámico es paradigmático de todos los movimientos islámicos que luchan contra el apoderamiento del islam por parte de los fundamentalismos. Este movimiento está influyendo poderosamente en algunos países de mayoría musulmana. No se trata de algo aislado, sino que tiene que ver con la vida de millones de personas. Dar a conocer y apoyar este movimiento a nivel internacional es crucial para el desarrollo positivo del islam.

Inmigración musulmana

El feminismo islámico es ya una realidad. Es necesario que llegue a las mujeres de confesión musulmana, como una superación de la dicotomía occidetalización/ islamismo, con lo que esta implica de desgarro. 

En el contexto de las sociedades modernas, donde el peso de los medios de comunicación es tan grande, es necesario dar cabida a otras expresiones del islam diferentes a las de los representantes del patriarcado. El establecimiento de una referencia diferente rompe con el monolitismo que pretenden implantar los fundamentalistas. Es importante ofrecer otras referencias, dar un margen para la discusión y facilitar la ruptura con los modelos patriarcales (representados por consejos de imames, infraestructura de “lugares de culto” de los cuales son excluidas las mujeres).

Ofrecer una lectura islámica de la cuestión de género compatible con la modernidad y los valores constitucionales es una de las líneas de trabajo que Junta Islámica Catalana se ha propuesto para los próximos años. Necesitamos que esta lectura feminista llegue a las mujeres musulmanas, para que sepan que existe otra opción entre el desarraigo y las lecturas patriarcales de su tradición. Necesitamos que este amplio movimiento de reivindicación de los derechos de la mujer en el islam sea conocido.

En esta, como en toda tarea de integración de los musulmanes en el conjunto de la sociedad, la actividad de una sola organización resulta insuficiente. Cada sector social implicado en tareas de integración puede aportar sus propias plataformas de acción y comunicación en el intento de llevar este mensaje tanto a la sociedad como a los inmigrantes. Un mensaje de integración y encuentro, en el cual la sociedad pluricultural tenga una posibilidad de desarrollarse sin merma alguna de las libertades tan arduamente conseguidas, de un modo orgánico y sensato, evitando aristas y ofreciendo soluciones de consenso.

Barcelona, 26 de Septiembre 2005

                                                               Por Abdennur Prado

===============================================

Texto seleccionado por Free University René Descartes

             ABS          

Acerca de socioecoabs

Interested in social and political questions and particularly in women liberation and people´s self determination right around the world. Master in Social Sciences: Paris V. Sorbonne.......Sciences, Human Rights, Historical Memory, Oriental culture, Languages: French and English, Music, Travel, etc..........
Esta entrada fue publicada en feminismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s